martes, 25 de noviembre de 2008

Estética de la violencia (EL NACIONAL - MARTES 25 DE NOVIEMBRE DE 2008)

Escenas

Motor Visual
Artes Visuales



Nelson Garrido. Estética de la violencia GERARDO ZAVARCE

E l arte puede brindar la oportunidad para vernos retratados sin hipocresías. Si gusta o no gusta, no importa, no se trata de papel tapiz. No se trata de representar la realidad con espejitos bonitos. El trabajo fotográfico realizado por el creador Nelson Garrido apunta en esta dirección y no resulta extraño que haya sido irracionalmente atacado el martes 18 de noviembre por aquellos que se escandalizaron hipócritamente frente a las representaciones fotográficas emplazadas en la Biblioteca Central de la UCV. Ellos seguramente no se inmutan ante las ruindades y desmedros que conforman los rasgos de nuestras identidades desencontradas, opuestas e incomunicadas. En su momento, la muestra Homenaje a la necrofi lia (1962) del creador Carlos Contramaestre fue a mi parecer un gesto profundamente cristiano y sacrificial en el marco del contexto histórico de la Venezuela de los años sesenta, con la variante de que en este caso el cuerpo de Cristo, convertido no en pan sino en pulsión estética, se descompuso entre nosotros como gesto liberador. Si la sociedad se presenta dividida, incomunicada, dispuesta a no verse entre sí y a no escucharse, los lenguajes del arte cumplen una función simbólica restauradora. A mi juicio allí radica la dignidad y pertinencia del trabajo realizado por Contramaestre y actualmente por Nelson Garrido. La historia de las artes visuales está llena de ejemplos en los cuales se hacen visibles de múltiples maneras la inquietud por el lenguaje, que no es otra cosa que una inquietud por el amor. Lenguaje que puede ser sublime, erótico, hiriente, violento y amargo, como lo es indudablemente el amor en muchas de sus manifestaciones. La profesora Clara Bargellini de la Universidad Nacional Autónoma de México, lo explica a través de la relación entre el arte y el culto cristiano: La figura martirizada y sangrante de Jesús es probablemente la imagen más explícita y más recurrente en toda la historia del arte, de los efectos de la violencia desatada contra un individuo . Violencia y horror que se transforma en pasión y compasión , tal como queda plasmado en Juan 3:16: Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna . El escritor colombiano William Ospina señaló en su ensayo titulado Del amor y la violencia que: las obras de arte, las construcciones del pensamiento y hasta las instituciones políticas pueden ser amores que se han vuelto visibles. Circunscribiéndose al contexto específicamente colombiano, que el autor describe como un ambiente de oposición, de incomunicación y desencuentro, apunta: Cuando en una sociedad impera la discordia, la pregunta por el amor se hace más urgente y más esencial . Ahora bien, difícilmente podemos concebir al amor alejado de sus vínculos con el lenguaje y, por supuesto, del complejo acto de comunicar, pues compartir los significados entre los seres humanos implica siempre un a través que se concreta como forma ritual y simbólica. Por tanto, podemos sugerir, parafraseando a Ospina, que cuando en una sociedad impera la discordia, la pregunta por el lenguaje se hace más urgente. Allí radica la dignidad y pertinencia de la estética de la violencia propuesta por Nelson Garrido.

Puro civismo / TAL CUAL



Artes

Puro civismo

Con más frecuencia los artistas y literatos venezolanos participan de los procesos políticos que vive el país

Madelen Simó Sulbarán Oscar Rodríguez Loyo

No es raro verlos en las marchas, discursos masivos, entrevistas y hasta en las cuñas publicitarias que exhortan a acudir a los comicios para elegir los representantes nacionales o regionales.

Puro civismo fue el que demostró el pueblo venezolano el pasado 23 de noviembre en las elecciones regionales, que de acuerdo a los resultados emitidos por el Consejo Nacional Electoral (CNE) alcanzó una participación de 65,45%. Y en este porcentaje se encuentran varios artistas que salieron a dar muestra de la madurez democrática del país. Así lo denotan algunas de las opiniones obtenidas:


Par ver la imagen mas grande y leer el texto clikea la imagen

lunes, 24 de noviembre de 2008

Cultura, pero armada / TAL CUAL

Política
Lunes 24 de Noviembre de 2008

|

10
TalCual
Política
Cultura,
pero armada

FERNANDO RODRÍGUEZ

Nelson Garrido no sólo es uno de los fotógrafos fundamentales del país –Premio Nacional de Artes Plásticas sino que es uno de nuestros pocos artistas que cree todavía que la irreverencia es un buen camino para enderezar el mundo. Es por ello que sus complejas y desafiantes imágenes que mezclan símbolos religiosos, sexuales, políticos y otros políticamente correctos que estallan en estridentes y blasfemos conjuntos hacen rabiar y santiguarse a espíritus recatados, incitan a censores y otros espíritus policiales. Más de una vez han dado lugar, aquí y fuera de aquí, a la descalificación y a la censura de siempre. Digamos, de paso, que Garrido fiel a ese espíritu de insurrección continua, ha mantenido la más tenaz y exitosa trinchera cultural alternativa, la Organización Nelson Garrido, una vieja y maltrecha casona alejada de las zonas culturales convencionales –la comarca de la plaza de los museos y sus alrededores, ahora en decadencia; las galerías de Las Mercedes y los relucientes espacios bancarios, ahora en auge donde se fraguan muchos de los más osados proyectos artísticos de una ciudad donde parece de verdad haber muerto el centenario espíritu de las vanguardias.

En una exposición en la Galería Universitaria de la UCV un grupo de vándalos chavistas arremetió contra sus obras y deterioró varias de éstas. Una censura que quizás no había experimentado Nelson, la del coñazo, que suele ser la más atroz y la más eficaz. La de los nazis quemando libros y obras de arte. El gobierno ya ha alcanzado los mayores logros de la historia democrática del país en esas prácticas, en general por otras vías más clásicas: tú no cabes, tú no vas, tú te callas; tú no me gustas, no alabas, no te inclinas. Por lo visto ahora han pasado a una fase superior de lucha. No deja de ser curioso que un proceso que tiene como guía supremo y único a la Gran Boca, llena de sapos y culebras, de denuestos y escupitajos ilimitados, ahora se muestre tan susceptible ante la obra de un artista verdadero. Tal parece que el derecho al grito sólo se limita, como tantas otras cosas, al que enseñan en las Escuela Militar: sólo a los superiores les es permitido para mandar y agredir a sus subalternos. El grito legitimo, valiente –Garrido sólo usa la cámara y el laboratorio-, inteligente y creativo, la protesta solitaria, atenta contra ese monopolio. La exposición ha sido repuesta, no deje de hacer allí su propia experiencia ante la desmesura.

Hablando de golpes bajos. Recordemos que el grupo La piedrita, público y publicitado ente paraestatal, parapolicial, que ha decretado autónomo, ajeno al poder del Estado nacional, un pequeño sector del 23 de enero, con la complacencia de alcaldes y alto gobierno, además de vanagloriarse de sus actos de violencia de hoy de mañana, ha decidido llevar orgullosamente su mano justiciera allende sus lares y castigar a medios opositores y otras entidades contrarevolucionarias. Chávez tuvo que quejarse un día, pero ahí siguen tan campantes, incluso dispuestos a hacerse figuras mediáticas. Como ya habíamos señalado en esta columna, resulta que ahora parece que forman parte del equipo de seguridad y adoctrinamiento forzado de la ¡Biblioteca Nacional de Venezuela¡, emblema de la civilidad y el pensamiento. Mostrando los dientes lograron aterrorizar al personal y emprenderla contra chavistas moderados y opositores –silenciosos los últimos, única forma de serlo en esos predios. Pero, recientemente, viejos sindicalistas y osados empleados, decidieron encararlos y trataron de echarlos. No pudieron –una fuca es una fucapero sí acabaron con el miedo, tanto o acaso más importante. Del director poco se sabe, perdió la palabra y sus empleados lo han decretado inexistente. La cultura oficial es espiritual pero armada. No se olviden.

domingo, 23 de noviembre de 2008

Venezuela, en el camino de las fotos rotas" - El Mundo, España

La política es, demasiado a menudo, el arte de traicionar los intereses reales y crear otros imaginarios

(Arturo Graf)



CULTURA



Venezuela, en el camino de las fotos rotas

Destrozaron las fotografías de su exposición en la Universidad Central de Venezuela, pero Nelson Garrido no se rindió y volvió a colgar en las paredes las piezas rotas con la huella del odio en las imágenes.

RAUL RIVERO





Trazos finales del rencor
En Caracas, esta semana, unos hombres entraron a una exposición de fotos del artista Nelson Garrido y la destruyeron. Rompieron varias piezas, robaron una -El atraco de la Virgen María y el Niño Jesús- y revolcaron con saña la sala vacía y oscura.
La muestra, 20 fotografías montadas en lona, se titula Exposición inédita sobre la violencia y está instalada en un local de la Biblioteca de la Universidad Central de Venezuela (UCV).
El artista, nacido en la capital venezolana en 1952 y Premio Nacional de Artes Plásticas, recogió las fotos rotas y así, rasgadas y con la huella del odio sobre las imágenes, las ha vuelto a poner en la pared de la sala. En el sitio donde estaba la pieza que se llevaron puso una enorme equis roja dentro del marco.
Artistas y medios de comunicación recuerdan que poco después de producirse la apertura de la exhibición, la oficial Agencia Bolivariana de Noticias hizo circular una nota en la que se mencionaba un supuesto rechazo de la comunidad universitaria al trabajo del fotógrafo.
El profesor Nelson Méndez dijo que el despacho está escrito desde una perspectiva mental y un enfoque cultural claramente retrógrado. Con lenguaje descalificador y agresivo.
El experto hizo un llamado a comparar la adjetivación de la agencia gubernamental de Venezuela y lo que decían «los catálogos de las exposiciones de arte degenerado, organizadas en la Alemania nazi en la década de 1930 para denigrar el arte moderno, producto del complot judeo-masónico-bolchevique. También se pueden buscar similitudes con lo que el camarada Zhdanov pregonaba en la Unión Soviética contra los artistas sospechosos de no comulgar con la bazofia».
Garrido hizo sus estudios primarios en Francia, Italia y Chile. Luego estudió fotografía en París en el taller del maestro Carlos Cruz Díez, uno de los artistas cinéticos más importantes de Venezuela.
Esta es la primera exposición que realiza en su país, donde preside la ONG Espacios para la creación.
El fotógrafo dijo que la acción de esos individuos contra su muestra puede ser «el reflejo de lo que todo mi trabajo sobre la violencia quiere decir. Ellos le incorporaron un elemento más real, sin saberlo. Quizás este episodio dibuja a escala lo que está pasando en el país».
Garrido recordó que se trata «de una acción que no tiene cara, una acción anónima de intolerancia a la disidencia, al pensamiento plural».
«De esto a la quema de libros no hay nada», dijo el artista.
A veces uno tiene derecho a pensar que el tiempo pasa en vano. Que el fracaso es una mancha, como una quemadura de cigarro en la camisa que nos cubre en el ataúd. Mucha gente tiene todavía la certeza de que darle candela a un libro es lo mejor para convertir en humo las ideas o conceptos que contiene. Otros creen que si rompen unas fotos hacen desaparecen la realidad.

sábado, 22 de noviembre de 2008

La violencia silente por Enio Escauriza

La violencia silente
por Enio Escauriza

(Estas breves ideas fueron leídas en el foro sobre violencia que se dio en la sala E de la Universidad Central de Venezuela en el marco de dos eventos: la semana del estudiante y la exposición del fotógrafo Nelsón Garrido, del cual, fueron agredidas sus obras por sectores identificados como “chavistas” específicamente los trabajadores bolivarianos de la biblioteca de la central y un grupo de estudiantes bolivarianos de la escuela de trabajo social, por lo menos esas fueron las noticias que se tuvieron de los hechos, no se pudo comprobar que sea verdad. Leí esto junto al secretario de la universidad, Amalio Belmonte, Tulio Hernandez y el propio Nelsón Garrido, lo coloco en panfleto como un mecanismo para la reflexión mía y de los demás tal cual las leí, las anoté y las pensé sin correjir sus errores y sin pretender ocultarlos)

La violencia silente o una estética de la modernidad.


En esta época me gusta soldarme a una esperanza y desde ese lugar quiero escribir y contar lo que en soledad he llegado a pensar, no es conocimiento lo que quiero transmitir, menos sabiduría, es en todo caso inquietud.

Yo soy violento y en la mejor tradición cristiana pido perdón ante ustedes por mi culpa, por mi gran culpa. He sido violento cuando compro el desodorante de la marca que cada cinco minutos me propone ser un “a la moda” de igual forma he sido violento cuando he visto a alguien pidiendo limosnas y he seguido caminando escuchando a una pequeña pero incisiva voz interna que me dice: deberías devolverte a ayudar, también he sido violento cuando doy limosna.

La violencia tiene un algo particular: si se ejerce en soledad es intento de suicidio, por lo que todo violento necesariamente tiende a ser público y directamente perjudica a alguien de la asamblea, al mundo, al otro, al eterno espectador. La violencia pasa por no procesar el concepto del otro, el otro no está afuera, no está exento de uno, en la medida en que no se siente al otro como parte de uno mismo en esa medida uno es violento.

En el caso de hoy, que como toda esta semana ha llovido, soy una ráfaga de gotas, de ideas violentas por tratar de exponer ante ustedes de manera silenciosa y discreta la dirección exacta donde pienso que habita la violencia, ella está en el apartamento de la intolerancia, de la ausencia del amor, queda en la esquina de la ansiedad.

Bien sabido es que compra víveres y hace mercado en el pensamiento, el concepto y la palabra, los que sabemos, los del conocimiento, los que estamos en el estrado de la comunicación también somos violentos muchas veces al no decir las grandes verdades o al decirlas. Lo que queda es simplemente actuar de una manera poética para entender al violento y la violencia.

Si uno busca sinónimos de violencia se encuentra con: terrorismo, crimen, intimidación, terror, ímpetu, pasión, fanatismo, viveza, ardor, fogosidad, efusión, calor, impulso.

Todas estas palabras pueden ser sinónimo de un país violento y en ese sentido es muy probable que las naciones que promuevan la violencia en su sociedad tengan pegados como parches a su cotidianidad conceptos que estén asociados al miedo, el miedo es la única y verdadera violencia, de allí que estar en paz pase por el amor, sin que este, sea un concepto ridículo. Para mí el amor está en los actos poéticos, no en la poesía ni el poeta, sino en el acto de mirar la vida sensiblemente, incluso ante aquellas cosas aborrecibles o que por facilismo hoy llamamos malas y todos somos poetas, poetas en tránsito porque un día abandonaremos esto que le dejaremos a quién sabe quién.

Los problemas de concepto formal sobre violencia no los discutiré, y en eso soy violento, de allí que me sume al concepto wikipedistico de que la violencia es “Un comportamiento deliberado, que provoca, o puede provocar, daños físicos o psíquicos a otros seres, y se asocia, aunque no necesariamente, con la agresión, ya que también puede ser psíquica o emocional, a través de amenazas u ofensas. Algunas formas de violencia son sancionadas por la ley o por la sociedad, otras son crímenes. Distintas sociedades aplican diversos estándares en cuanto a las formas de violencia que son o no son aceptadas” las sociedades castigan o aplauden a los violentos y he allí otra violencia cotidiana y subterránea. Internet es otra violencia por cierto pero si uno la entiende y la utiliza racionalmente (quiero decir desde la razón) como todo se puede convertir en una oportunidad de allí que haya elaborado todas mis citas desde la red para demostrar mi argumentación.

A estas alturas de mi violencia vale decir que, y siguiendo en este mismo orden de ideas wikipedisticas, por norma general, se considera violenta a la persona irrazonable, que se niega a dialogar y se obstina en actuar pese a quien pese, y caiga quien caiga, es decir el violento es en esencia artista, porque un artista absolutamente racional peca de ser un técnico del arte.

El violento suele ser de carácter dominantemente egoísta, sin ningún ejercicio de la empatía y seguramente del signo capricornio nacido en diciembre y con ascendente piscis como yo. Todo lo que viola lo razonable es susceptible de ser catalogado como violento si se impone por la fuerza o no pero también el que sigue ciegamente la razón peca de violento por no poder discernir y encontrar respuestas en lo mágico y la fe.

Hoy y mañana, gracias a la ciencia y a dios, todo cambia constantemente. Las personas razonables pueden ser muy violentas, a veces no es ni necesario que caiga nadie para que la violencia triunfe, hoy en día se puede ser lo que yo llamo: “un violento empático” y no necesariamente violentarse explícitamente a nadie, digamos que incluso hay favores que en si mismos generan violencia con el devenir del tiempo, hay discursos de amor que son violentos, hay enamorados que gozan de la violencia, hay poetas violentos, hay sociedades enteras violentas que detrás de la marca, el slogan, y el éxito económico, sociedades que son violentas y ven todo su poder a través del televisor ojala la violencia pudiera extinguirse con solo apagar un aparato, ojalá la tecnología contribuyera a ese sueño, quizás así nos pagaría a la humanidad el desastre que ha devenido con sus maravillosos aportes, por demás violentos, pero imaginemos que fuera así ¿Quién tendría el control para apagar tal aparato? Y aprovechándome del doble significado de la palabra control: el control y el poder son lo mecanismos que disparan la violencia, si a alguien hubiera que culpar por la violencia son a estas categorías pero al hacer eso ¿seriamos violentos entonces?

Todos somos susceptibles a la violencia, a esta altura ya saben que eso trato de decir, de allí que me declare violento silente al leer lo que pienso de la violencia, así mismo, he buscado en otros lo que dicen de la violencia y me he encontrado con Johan Galtung que propone cuatro tipos de violencia :

Violencia directa: Llamamos violencia directa a la violencia física, aquella que tiene por objetivo destruir, neutralizar (herir o matar). Está referido a agresiones físicas (y otras formas). Se puede generar por muchos factores (múltiples formas de discriminación, intolerancia, competencia, territorialidad, nacionalismos, adicciones, etc.).
Violencia estructural: Consiste en agredir a una agrupación colectiva desde la misma estructura política o económica. Así, se consideran casos de violencia estructural aquellos en los que el sistema causa hambre, miseria, enfermedad o incluso la muerte a la población. Serían ejemplos aquellos sistemas cuyos estados o países que no aportan las necesidades básicas a su población. Si nos remitimos a la definición de violencia como la aplicación de métodos fuera de lo natural a personas o cosas para vencer su resistencia, hablaremos de un abuso de autoridad en el que alguien cree tener poder sobre otro. Generalmente se da en las relaciones asimétricas, el hombre sobre la mujer o el padre sobre el hijo, para ejercer el control. Si bien la más visible es la violencia física, manifestada a través de golpes, que suelen dejar marcas en el cuerpo (hematomas y traumatismos)
Violencia cultural: Se refiere a los aspectos de la cultura que aportan una legitimidad a la utilización de los instrumentos de la violencia que hemos nombrado anteriormente. Así, por ejemplo, se puede aceptar la violencia en defensa de la fe o en defensa de la religión. Dos casos de violencia cultural pueden ser el de una religión que justifique la realización de guerras santas o de atentados terroristas, así como la legitimidad otorgada al Estado para ejercer la violencia.
Violencia emocional: Puede ser más hostil que la primera. Es plasmada a través de desvalorizaciones, amenazas y críticas que funcionan como mandato cultural en algunas familias o grupos sociales y políticos

A estas categorías yo agregaría la de violencia silente, esa concepción que se supone no violenta por naturaleza pero que arremete en contra de algún intersticio de paz que se ha logrado o se está por lograr, por ejemplo, el que pone regueton a las siete de la mañana, el que se estaciona trancándolo a uno, el que se colea en la cola, la valla del prototipo de mujer que al mostrarnos las nalgas hace que cierta gente diga que es la mujer ideal, la valla que hace lo mismo con el hombre, el comercial que te dice que te tienes que ir a la playa para no odiar a tu jefe, el jefe, la empresa, el conocimiento, la ley, el orden, la escuela, los profesores, de allí que en este momento aproveche para decir que si, soy violento, pero no profesor como colocaron en una circular por allí, soy alumno, un eterno alumno violento que come chicharron y gusta de los dulces abrillantados.

En un artículo presentado en la red por la ACNUR que está a la orden en Internet se lee:


Una violencia silente


“…Si el desplazamiento forzado por la violencia ha sido un fenómeno in visibilizado por años, la suerte de las mujeres que lo padecen lo ha sido aún más. En todos los conflictos armados, la violencia sexual se emplea como arma de guerra, y Colombia no es la excepción: 15,8 por ciento de más de 2.000 mujeres desplazadas encuestadas por la Defensoría del Pueblo en cuatro ciudades han dicho haber sido víctimas de violencia sexual. Un crimen del que no se habla y que, por temor o ignorancia, las que lo padecen no denuncian…”


Yo no soy el único que habla de la violencia silente y eso hay que decirlo para no ser violento con los otros que como yo ven una posibilidad en el amor y el respeto para reconstruir el mundo. Hay chistes que no se deben hacer aunque parezcan muy buenos la violencia se esconde en los sitios menos sospechados.

La violencia es la estética de la modernidad, la modernidad es un proyecto: el proyecto de la razón, la violencia se enmarca dentro de la filosofía del progreso, es obstinada, no dialoga, es egoísta, vanidosa y si no surte efecto de inmediato usa la fuerza o la culpa.

La razón por la razón es violenta, la obstinación es la insistencia del discurso, el ego y la vanidad son sus camas, donde descansa el conocimiento por el conocimiento, pero el ego y la vanidad también son características que tiene cualquier estrella de cine que nos hace reír y la fuerza es, desde una visión simple de ver el asunto: el cambio, la violencia es una fuerza física y socialmente tiene formulas, se puede crear deliberadamente situaciones que generen violencia, eso es actuar silentemente con violencia, una forma de evitar la violencia es estar atento a uno.

Con lo anterior no quiero ni justificar mi violencia ni la de nadie, quiero decir que para que exista la violencia debe olvidarse el perdón. Una de las formas de salirle al paso a este fenómeno de la violencia es el perdón y esto significaría un cambio trascendente en la humanidad, si es que esta, la humanidad claro, aún existiera, creo en todo caso que lo que nos ronda hoy en día es simple y llanamente la venganza y eso es lo más violento que existe junto con el rencor y la falta de misericordia.

Nada nos salvará de la imagen, de la publicidad, del reflejo vanidoso del yo, perdón, quise decir de la violencia y no sé que me pasó, quizás es que seguramente y de forma violenta recordé varias frases amontonadas de grandes hombres que analizaron lo que nosotros hoy:


La violencia es el miedo a los ideales de los demás.
Mahatma Gandhi (1869-1948) Político y pensador indio.

Ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego.
Mahatma Gandhi (1869-1948) Político y pensador indio.

Desconfío de la incomunicabilidad; es la fuente de toda violencia.
Jean Paul Sartre (1905-1980) Filósofo y escritor francés.

La violencia es el último recurso del incompetente.
Isaac Asimov (1920-1992) Escritor y bioquímico estadounidense.

La violencia crea más problemas sociales que los que resuelve.
Martin Luther King (1929-1968) Religioso estadounidense.

Lo que se obtiene con violencia, solamente se puede mantener con violencia.
Mahatma Gandhi (1869-1948) Político y pensador indio.

La violencia es miedo de las ideas de los demás y poca fe en las propias.
Antonio Fraguas Forges (1942-?) Humorista español.

El hombre nació en la barbarie, cuando matar a su semejante era una condición normal de la existencia. Se le otorgo una conciencia. Y ahora ha llegado el día en que la violencia hacia otro ser humano debe volverse tan aborrecible como comer la carne de otro.
Martin Luther King (1929-1968) Religioso estadounidense.

Toda reforma impuesta por la violencia no corregirá nada el mal: el buen juicio no necesita de la violencia.
Leon Tolstoi (1828-1910) Escritor ruso.

Quisiera sufrir todas las humillaciones, todas las torturas, el ostracismo absoluto y hasta la muerte, para impedir la violencia.
Mahatma Gandhi (1869-1948) Político y pensador indio.


La violencia silente está entre nosotros, llegó hace años y trabaja discreta y diligentemente, se hace pasar por Mesías, por objeto del deseo, imagen límpida y pura, hay que detectarla y mirarla a los ojos fijamente, no se le puede tener miedo, solo se le reconoce desde la intuición, pero ay! De aquél que actúe silente y violento y se justifique por sus ideales arrasando los ideales de otro, a estas otras alturas la violencia es un problema para-físico, violentamente alquímico, mágico, quizás de allí que esté inserto en el humano como el primer gen, como el primer grito, quizás nace desde la sobrevivencia del espermatozoide, quizás está más allá de nosotros biológicamente y más acá de nosotros intelectualmente.

Disculpen si lo que conversé duró mucho tiempo no quise ser violento con ustedes, escogí decirles mi verdad, aunque soy violento escojo no serlo por eso escribo, por eso estoy aquí.

Contra el pensamiento único / EL MUNDO

20 / El Mundo / Viernes / Caracas , 21 de Noviembre de 2008



Nelson
Garrido

Contra el pensamiento único

La polémica obra del fotógrafo ha sido muchas veces censurada, pero nunca antes atacada como esta semana en la UCV. "Lo preocupante no son las fotos rasgadas sino la falta de reflexión y discusión de ideas"

LISSETH BOON/
lboon@cadena-capriles.com / FOTOS ORLANDO ALVIÁREZ


Nelson Garrido no quiere convertirse en víctima ni héroe. En las crisis se produce una retirada, cuando al contrario debe haber una avanzada

"Mis fotos sobre la violencia son una pendejada al lado de lo que realmente está sucediendo en el país, del sufrimiento de la gente", descarga de inmediato el artista Nelson Garrido cuando evalúa los destrozos de algunas piezas de su exposición sobre la violencia, inaugurada el lunes 17 en la UCV, ocasionados por un grupo que llegó a identificarse como "representante de los estudiantes y empleados" de la universidad.

Como "insólito" y "fuera de escala" calificó Garrido a este inédito evento en su trayectoria, en la que se inscriben ya varias censuras a su agitadora propuesta estética y política. "Mi obra está para que la censuren. Creo que el arte debe provocar, generar discusiones, cuestionar lo que está sucediendo, al igual que los medios de comunicación, como garantía del ejercicio democrático. Mi posición siempre ha sido estar contra el poder, el de antes, el de ahora y el que venga".

Además, recuerda que el tema de la violencia es un tema que ha tocado desde mucho antes de la llegada del chavismo "¿Cómo me pueden decir que la violencia es una mentira mediática? Yo no soy el recipiente de la verdad, sino un ciudadano más a pie, angustiado como los demás con este problema y que lo expreso como fotógrafo. Con sus ataques asumen que la violencia también la genera el actual gobierno. De hecho, el chavismo es consecuencia de toda la violencia del país y de los malos gobiernos anteriores".

Pero para este Premio Nacional de Artes Plásticas 1991 (cuyo diploma destruido como gesto rebelde cuelga en su oficina en la Organización Nelson Garrido, ONG, laboratorio de libertad creativa y escuela de fotografía que dirige) lo grave no radica en el daño físico causado a su obra ("no me interesa presentarme como víctima o incomprendido social"), sino los síntomas de este hecho y la falta de discusión de ideas. Un día después de la destrucción, se organizó un foro para debatir ideas en la UCV y el grupo agresor no intervino abiertamente. "Estuvieron presentes pero sólo se dedicaron a cuchichear, comer tequeños y tomar vino. Tuvieron la oportunidad de expresarse pero no lo hicieron. Me preocupa porque este hecho ocurrió al frente de la Biblioteca Central, centro de conocimiento de lo que se supone un espacio de diversidad e inclusión. De allí a la quema de libros, como la de los nazis en 1933, sólo hay un paso.

-¿Cómo sabe que son chavistas si no se identificaron abiertamente como tales? -Todo luce orquestado. Un día antes de rasgar las fotografías en la UCV, ABN transmitió un programa de radio en el que atacaban la exposición. Aquello era como escuchar al Opus Dei del oficialismo.

Ese grupito, que está en contra del que piense diferente a ellos, no representa legítimamente a la comunidad estudiantil, son simples mercenarios del chavismo con actitud de guapetones de barrios.

Les dije: no tengo miedo y no me dejo amedrentar por nadie.

-Se encuentra de visita en Venezuela el influyente director de teatro alemán Franz Castorf, quien dice que un buen momento para hacer teatro es bajo regímenes autoritarios. Buena parte de su obra la hizo en plena Alemania comunista y con fuerte censura. En Venezuela, salvo casos aislados, los artistas no están haciendo crítica o reflexión sobre el momento que vivimos. Hay mucha evasión. -Muchos artistas e intelectuales han asumido una posición muy cómoda, un estado neutro que hasta resulta peor. Esta actitud no es nueva. En los gobiernos anteriores, chupaban de la teta del Estado mientras callaban. Hoy en día, muchos de los que están mandando en el mundo de la cultura fueron los eternos becados de los gobiernos de adecos y copeyanos.

Hay mucha mezquindad entre los intelectuales que no se ponen al servicio del país. Muchos artistas se dan golpes de pecho pero no crean una obra contundente en contra de lo que está pasando. No es suficiente asumir una posición crítica, hay que encarar acciones en contra del pensamiento único que quiere imponer el gobierno. De lo contrario, seremos cómplices.

No hay que tener miedo. Este punto de la censura me preocupa, porque el miedo que se pretende generar en la población es esencia del fascismo. El gobierno no tiene necesidad de aplicar censura directa porque ha creado mecanismos para la autocensura como la Ley Resorte.

-La caída de Chávez es para algunos la solución de todos los males del país. ¿Y después? -En el foro del miércoles (en el cual también estuvieron Tulio Hernández (sociólogo) y Amalio Belmonte (secretario general de la UCV), nos preguntamos qué pasará con el país después de Chávez (porque por más que le echen bola, esto no será eterno). ¿Aceptaremos los ataques al revés? No quiero linchamientos de chavistas ni que pidan sus cabezas. No me metí a chavista, simplemente soy un defensor activo de la democracia.

Tenemos que estar preparados para criticar cuando eso suceda.

Muchos chavistas de hoy serán los antichavistas de mañana. Hay que generar mecanismos para restablecer el diálogo. En la ruptura del puente radica la actual crisis.

-¿Cuál sería el aporte de los artistas e intelectuales en esta reconstrucción del país? -El arte es un hecho chamánico para generar discusión social. Si no la produce, no tiene ningún sentido. O es simple arte decorativo. Al igual que la literatura y el teatro, son excusas para reflexionar. No me importa si el cuadrito es bonito o no, cuánto cuesta o si hay tequeños y whisky en las inauguraciones. Para mí el arte debe ser militante y comprometido, aunque hoy en día esas palabras se relacionen con otra cosa. Soy un militante comprometido, por eso tengo la ONG.

En Venezuela existe un proble- ma ético en cuanto a la actitud social y personal. La implementación ideológica debe ser diaria: con tu familia, tus vecinos, tus alumnos, la comunidad. Todos somos responsables de que el país se nos haya ido de las manos. En el pasado muchas veces no fuimos críticos cuando debimos serlo.



ÍNTIMO
Sin máscaras
Desde hace dos semanas circula en la red la última serie de fotografías de Nelson Garrido: "El pensamiento único". Comprende imágenes panfletarias de situaciones en las que los diversos personajes usan la misma máscara de Chávez, confeccionada por un artesano ecuatoriano. Para esta propuesta, el artista se basó en la propaganda maoísta. "Si hubiese presentado estas fotos en la UCV, seguro me hubieran empalado".

Afirma que la plataforma digital para divulgación de su obra ha funcionado de manera impresionante.

"Ninguna exposición en físico hubiese tenido tanto público. Ya la gente no va a los museos, como las iglesias, han perdido rating. Mi trabajo maneja códigos comunicacionales, en ese sentido logra conectar con mucha gente".

Se cuida de vincular su obra particular con la ONG. "Si estoy en contra del pensamiento único, no puedo entonces imponer el mío. Por ello jamás mi trabajo se difunde por medio de la ONG, sino a través de mi correo personal".

La esperanza para Venezuela, según Garrido, se encuentra en el país anónimo, de las semillas que "están creciendo alejadas del tronco".

viernes, 21 de noviembre de 2008

UCV: Otra acción de los bárbaros , Analitica.com

UCV: Otra acción de los bárbaros
Nelson Méndez - Profesor Titular Facultad de Ingeniería / UCV

Jueves, 20 de noviembre de 2008

El martes 18 de noviembre, en horas de la mañana, un grupo de personas (identificables como universitarios solo por conveniencia topográfica, jamás por talante intelectual) destruyó la muestra fotográfica "Exposición Inédita sobre la Violencia", compuesta por obras del artista Nelson Garrido –Premio Nacional de Artes Plásticas, mención fotografía- y exhibida en la Mezzanina de la Biblioteca Central de la UCV, como parte de las actividades previstas para la Semana del Estudiante



Es del todo alarmante que nuestra universidad sea escenario de una acción donde una pandilla de bravucones "guapos y apoyaos" decida destruir violentamente una exhibición artística, y uso estos calificativos porque, en coincidencia nada casual, desde el día lunes en la tarde –justo cuando se inauguró la exposición- una nota divulgada por la Agencia Bolivariana de Noticias , proclamaba la existencia de un supuesto rechazo de la comunidad universitaria frente a la muestra fotográfica, dando una visión absolutamente tendenciosa de lo que se presentaba allí e indirectamente anticipándose a justificar el acto vandálico de hoy martes.

Alarmantes son también los argumentos que expresa la mentada nota de la ABN, donde para referirse a las fotos de Garrido se aplican epítetos como: "aberración", "abuso", "vejación a la mujer y el hombre venezolano", "apología a la violencia", portadoras de "mensajes diabólicos", burla de las "creencias venezolanas", dar protagonismo a la "violencia sexual" y a la "aberración sexual", y un largo etcétera de acusaciones parecidas. Como puede verse, el pretendido repudio masivo de los universitarios a esta actividad se justifica en base a un lenguaje, una perspectiva mental y un enfoque cultural claramente retrógrado e irracional, de similar estilo al que han cultivado todos los autoritarismos que en el mundo han sido. Recomiendo a los aficionados a los paralelismos históricos revisar las analogías entre la adjetivación que despliega la ABN y lo que decían los catálogos de las exposiciones de "arte degenerado", organizadas en la Alemania nazi de la década de 1930 para denigrar del arte moderno, producto del complot judeo-masónico-bolchevique. También se pueden buscar las similitudes con lo que el camarada Zhdanov pregonaba en la Unión Soviética contra los artistas sospechosos de no comulgar con la bazofia del realismo socialista.



Vale reseñar que al momento de instalar la exposición ya se habían hecho presentes algunos de estos defensores de la moral y las buenas costumbres, a quienes el propio autor de las fotografías invitó a participar en un debate público sobre el tema de la muestra, previsto a realizar este miércoles a las 7 p.m. en la Sala E. Supongo que eso de invitar a una discusión reflexiva, como se estila en el medio universitario, fue un insulto insoportable para gentes cuyo horizonte cerebral se encuadra entre consignas de tan alto calado cognitivo como "patria, socialismo o muerte" u "ordene, mi comandante, ordene", de modo que hicieron saber su respuesta del modo que apreciamos en la mañana de hoy.

Afortunadamente, frente a la agresión ha ocurrido una pronta replica en cuanto a reponer las fotografías destruidas o robadas (lo cual se estaba haciendo esta misma tarde), pero mas contundente y universitaria como respuesta será una masiva asistencia a observar la muestra, pues en este caso se ha retado a la comunidad ucevista en cuanto a si tolera que unos pocos nos impongan la crítica de la fuerza, negando al colectivo su derecho y deber de ejercer la fuerza de la crítica.

jueves, 20 de noviembre de 2008

17 / El Mundo / Miércoles / Caracas , 19 de Noviembre de 2008

17 / El Mundo / Miércoles / Caracas , 19 de Noviembre de 2008


Obra de Nelson Garrido fue atacada en la UCV
REDACCION EL MUNDO
Caracas. Ni 24 horas de inaugurada tenía la exposición "La estética de la violencia", del artista Nelson Garrido cuando fue violentada por un grupo de estudiantes y empleados, en la Biblioteca Central de la UCV.

Las fotografías que componían esta muestra convocada por las propias autoridades de la UCV, fueron rasgadas y destruidas horas después de su inauguración (lunes 17) por personas que al parecer no estaban de acuerdo con su contenido.

El artista decidió reinstalar ayer martes la exposición en el Lobby de la Biblioteca Central con las obras dañadas, así como también invitar a un debate abierto el miércoles a las 3:00 pm sobre el tema de la ética en las relaciones humanas.

Tendrá lugar en la Sala Francisco de Miranda de la Biblioteca Central de la UCV.

Además, anexó a la reinstalación un texto donde se reflexiona sobre los hechos: "El atentado a las obras de Nelson Garrido... no sólo es un cobarde ejemplo de intransigencia, también reafirma la necesidad de reivindicar para la expresión artística un espacio de libertad, donde todas las opiniones tengan cabida. Estemos o no de acuerdo con ellas. La esencia de la democracia se nutre de la disidencia tanto como del consenso.

Discrepar de las directrices de pensamiento que emanan los poderes democráticamente elegidos es un derecho que está reconocido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos", reza parte del texto.

miércoles, 19 de noviembre de 2008

La violencia atacó la violencia / EL NACIONAL - MIÉRCOLES 19 DE NOVIEMBRE DE 2008

EL NACIONAL - MIÉRCOLES 19 DE NOVIEMBRE DE 2008

CULTURA/3





Cultura

MUESTRA Las fotografías de Nelson Garrido fueron rasgadas

La violencia atacó la violencia

El lunes, el artista inauguró Estética de la violencia. Algunos no estuvieron de acuerdo. En la noche, sus obras fueron destrozadas



M. D. A








GABRIELA PULIDO Al fotográfo le preocupa la imposición de un pensamiento único

Por primera vez, Nelson Garrido inauguró una exposición individual en Caracas. Estética de la violencia, investigación que el fotógrafo emprendió desde 1996, generó prurito a algunos de los que asistieron el lunes a ver la muestra en la mezzanina de la biblioteca de la Universidad Central de Venezuela. A este artista no le disgusta generar controversia. Al contrario, la discusión es lo que más se le antoja, pero varios de los enojados, que calificaron las fotografías de "antiarte" y "basura", no tuvieron ideas para debatir, sino que prefirieron entrar en el sigilo de la noche y rasgar con capricho violento cada una de las fotos y desmontar la muestra.

Las autoridades universitarias le propusieron a Garrido copiar nuevamente las fotos, pero el fotógrafo se negó. "Las montaré otra vez, rotas. Éste es quizá el reflejo de lo que todo mi trabajo sobre la violencia quiere decir. Ellos le incorporaron un elemento más real, sin saberlo. Quizá este episodio dibuja a escala lo que está pasando en el país, suscribe mi discurso", afirmó el artista.

Algunos de los que asistieron a la muestra cuentan que los indignados con el trabajo fotográfico eran cinco o seis personas que nunca dijeron su nombre, pero que se identificaban como estudiantes y empleados de la UCV. "Se trata de una acción que no tiene cara, una acción anónima de intolerancia a la disidencia, al pensamiento plural", dijo Garrido.

El fotógrafo cree que los "protestantes" consideraron que la exposición era sólo una crítica al Gobierno, pero no se fijaron en las fechas de creación de las imágenes. "Ellos dijeron que esas fotos dejaban mal al país, pero la verdad es que esa es la Venezuela que tenemos, no sólo ahora sino antes también", aclara.

"La universidad ha constituido en todos los países democráticos un espacio para reflexionar sobre nuestra relación con el mundo, y lo ha hecho siempre repudiando la violencia y la censura. (...) El atentado no sólo es un cobarde ejemplo de intransigencia, también reafirma la necesidad de reivindicar para la expresión artística un espacio de libertad, donde todas las opiniones tengan cabida, estemos o no de acuerdo con ellas", escribe en un texto que montó en la sala.

"De esto a la quema de los libros no hay nada. Eso es lo que me preocupa", dijo.

Destruyen obras de Nelson Garrido / TAL CUAL

ARTES
Miércoles 19 de Noviembre de 2008 | 25
TalCual

Artes

Destruyen obras de Nelson Garrido

Un grupo de estudiantes y trabajadores afectos al oficialismo destruyó parte de la muestra La estética de la violencia, del fotógrafo Nelson Garrido, inaugurada el pasado lunes en la Biblioteca Central de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

Las autoridades universitarias tuvieron que desmontar la exposición para evitar que los ucevistas chavistas rompieran todas las imágenes. La Secretaría de la UCV informó ayer a través de un comunicado que la exhibición está enmarcada en la Semana del Estudiante y tiene como propósito propiciar el debate en torno al tema del antagonismo en las sociedades. La muestra se volvió a montar ayer en la tarde, con parte del material destruido. Garrido explicó que a los autores materiales del hecho "no les gustaron el tema de la exposición ni las fotos, porque consideran que no reflejan la realidad del país y que muestra imágenes obscenas (una serie de desnudos). Así que su respuesta no es el debate sino la destrucción".

La obra de Garrido es considerada polémica, pero hasta los momentos no había sido objeto de una acción vandálica.

La estética de la violencia está conformada por 24 imágenes. La serie fue realizada en Maracaibo y según el artista, "refleja el antagonismo que vive Venezuela, donde la violencia es la protagonista, y es la lucha de todos contra todos, donde la intolerancia no permite ningún tipo de diálogo", escribe Garrido en su blog.

Las fotografías recrean las tradicionales puestas en escena de Garrido, quien en esta ocasión retrata a La virgen del linchamiento, los Vientos de violencia y la Sangre nuestra que está en la Tierra, en una suerte de parodia de los frescos renacentistas.

En el marco de la exhibición, hoy se realizará un foro sobre el tema de la violencia, con la participación del sociólogo Tulio Hernández y el antropólogo Julio de Freitas. La cita es a las 3:00 pm en el auditorio de Faces, si los ucevistas afectos al Gobierno lo permiten. CVM.

Censurada "Estética de la violencia" de Nelson Garrido / EL UNIVERSAL

Censurada "Estética de la violencia" de Nelson Garrido
Un grupo no identificado arremetió contra la muestra en la UCV



Garrido pintó una equisroja en el lugar de la obra robada (Nelson Garrido)
Ni un día duró la exposición fotográfica ESTÉTICA DE LA VIOLENCIA de Nelson Garrido en la mezzanina de la Biblioteca Central de la Universidad Central de Venezuela: gente (un grupo no identificado) que no está de acuerdo con el contenido de las obras rasgaron los cuadros, descolgaron otros, y dieron fin con la muestra que se había inaugurado el lunes.

De inmediato, tanto la Secretaría de la UCV, instancia que a nombre del Rectorado de la casa de estudios auspicia la muestra, y el propio artista, decidieron reinaugurar ayer en la tarde, en el mismo sitio; y hoy a las 3:00 p.m. Garrido, el secretario de la UCV, Amalio Belmonte, y el sociólogo Tulio Hernández ofrecerán un foro al respecto, en la sala E.

Veinte obras de metro y medio por metro y medio, fotografías impresas en lona, conforman la totalidad de la muestra.

Garrido no repuso las obras: "Voy a presentar las rasgadas. Como he dicho en otras oportunidades, la realidad supera la ficción: algunos sectores no estaban de acuerdo con esta exposición, pero ahora las obras rasgadas tienen más valor".

El fotógrafo niega de plano que esta acción la hubiera propiciado él mismo, dada la arremetida en contra de los cuadros, su contenido y el propio título: "no, porque mi obra ha tocado ese tema desde antes, no sólo por el período electoral. Desde CARACAS SANGRANTE, en 1996, estoy en ello. No me preocupa que la obra haya provocado esa reacción, pero sí me parece grave que haya ocurrido en la UCV, donde se supone que es un espacio de debate y discusión. De hacer eso a quemar libros sólo hay un paso", agrega quien está consciente de que sus fotos "están hechas para cuestionar, estoy feliz de que las hayan rasgado".

Por su parte, el secretario de la UCV, Amalio Belmonte, también repudió el hecho contra las obras de Garrido, y manifestó que para hoy planteará una moción en el Consejo Universitario, "no en respaldo a la obra, sino al derecho que Garrido tiene a exponer su concepción del arte".

Finalmente dijo que no había seguridad en la sala porque se considera que la Biblioteca de la UCV es "el recinto más sagrado, donde están los libros, se investiga, se piensa".

Ana María Hernández G.
EL UNIVERSAL

martes, 18 de noviembre de 2008

Oscurantismo. Destrucción de la muestra del fotógrafo Nelson Garrido en Caracas

En esta casa, de nuevo ataca la sombra

Hoy martes 18 de noviembre, en horas de la mañana, un grupo de personas (identificables como universitarios solo por conveniencia topográfica, jamás por talante intelectual) destruyó la muestra fotográfica "Exposición Inédita sobre la Violencia", compuesta por obras del artista Nelson Garrido –Premio Nacional de Artes Plásticas, mención fotografía- y exhibida en la Mezzanina de la Biblioteca Central de la UCV, como parte de las actividades previstas para la Semana del Estudiante

Es del todo alarmante que nuestra universidad sea escenario de una acción donde una pandilla de bravucones "guapos y apoyaos" decida destruir violentamente una exhibición artística, y uso estos calificativos porque, en coincidencia nada casual, desde el día lunes en la tarde –justo cuando se inauguró la exposición- una nota divulgada por la Agencia Bolivariana de Noticias (ver http://www.gobiernoenlinea.ve/noticias-view/ver_detalles.pag?idNoticia=85087 ó http://www.radiomundial.com.ve/yvke/noticia.php?14942), proclamaba la existencia de un supuesto rechazo de la comunidad universitaria frente a la muestra fotográfica, dando una visión absolutamente tendenciosa de lo que se presentaba allí e indirectamente anticipándose a justificar el acto vandálico de hoy martes.

Alarmantes son también los argumentos que expresa la mentada nota de la ABN, donde para referirse a las fotos de Garrido se aplican epítetos como: "aberración", "abuso", "vejación a la mujer y el hombre venezolano", "apología a la violencia", portadoras de "mensajes diabólicos", burla de las "creencias venezolanas", dar protagonismo a la "violencia sexual" y a la "aberración sexual", y un largo etcétera de acusaciones parecidas. Como puede verse, el pretendido repudio masivo de los universitarios a esta actividad se justifica en base a un lenguaje, una perspectiva mental y un enfoque cultural claramente retrógrado e irracional, de similar estilo al que han cultivado todos los autoritarismos que en el mundo han sido. Recomiendo a los aficionados a los paralelismos históricos revisar las analogías entre la adjetivación que despliega la ABN y lo que decían los catálogos de las exposiciones de "arte degenerado", organizadas en la Alemania nazi de la década de 1930 para denigrar del arte moderno, producto del complot judeo-masónico-bolchevique. También se pueden buscar las similitudes con lo que el camarada Zhdanov pregonaba en la Unión Soviética contra los artistas sospechosos de no comulgar con la bazofia del realismo socialista.

Vale reseñar que al momento de instalar la exposición ya se habían hecho presentes algunos de estos defensores de la moral y las buenas costumbres, a quienes el propio autor de las fotografías invitó a participar en un debate público sobre el tema de la muestra, previsto a realizar este miércoles a las 7 p.m. en la Sala E. Supongo que eso de invitar a una discusión reflexiva, como se estila en el medio universitario, fue un insulto insoportable para gentes cuyo horizonte cerebral se encuadra entre consignas de tan alto calado cognitivo como "patria, socialismo o muerte" u "ordene, mi comandante, ordene", de modo que hicieron saber su respuesta del modo que apreciamos en la mañana de hoy.

Afortunadamente, frente a la agresión ha ocurrido una pronta replica en cuanto a reponer las fotografías destruidas o robadas (lo cual se estaba haciendo esta misma tarde), pero mas contundente y universitaria como respuesta será una masiva asistencia a observar la muestra, pues en este caso se ha retado a la comunidad ucevista en cuanto a si tolera que unos pocos nos impongan la crítica de la fuerza, negando al colectivo su derecho y deber de ejercer la fuerza de la crítica.

Finalmente, quiero invitar a la colectividad de la UCV (y muy especialmente a quienes se incomoden, disgusten, molesten o fastidien con las fotos de Garrido) al Foro sobre la Exposición y su temática que se realizará este miércoles 18, a las 7 p.m., en la Sala E del Edificio de la Biblioteca. Allí se podrá discutir razonadamente sobre el asunto, claro está o siempre y cuando el ejercicio del raciocinio no resulte demasiado ajeno a quienes se han acostumbrado a pasársela "rodilla en tierra"…

Nelson Méndez - Profesor Titular
Facultad de Ingeniería / UCV

Nota de YVKE Mundial, emisora chavista, sobre la exposicion Nelson Garrido en la UCV

YVKE Mundial :: Culturales
Estudiantes y trabajadores expresan su repudio

Rechazan exposición fotográfica sobre violencia en la UCV

Un rotundo rechazo mostró un grupo de miembros de la comunidad de la Universidad Central de Venezuela (UCV) a la exposición fotográfica sobre violencia contra los hombres y mujeres, niños y niñas, que presenta el artista Nelson Garrido bajo el auspicio de la Secretaría de esta casa de estudios.

Un rotundo rechazo mostró un grupo de miembros de la comunidad de la Universidad Central de Venezuela (UCV) a la exposición fotográfica sobre violencia contra los hombres y mujeres, niños y niñas, que presenta el artista Nelson Garrido bajo el auspicio de la Secretaría de esta casa de estudios.

Desde la mezzanina de la Biblioteca de la UCV, espacio donde se presentará la muestra, entre este lunes 17 y el domingo 23 de noviembre, Carlos Suárez, empleado ucevista, calificó la exposición como una aberración.

'Es un abuso, una vejación a la mujer y al hombre venezolano, con el agravante de que en muchas de las fotos aparecen niños y niñas abusados por adultos', expresó Suárez.

En relación con la presencia de menores de edad, tras calificar la obra como una apología a la violencia, estimó que hay méritos suficientes en esta obra para aplicar la Ley Orgánica de Protección a las niñas, niños y adolescentes.

'Estamos indignados por que este tipo de mensajes diabólicos se promuevan dentro de la universidad, la cual está llamada a vencer las sombras', dijo.

De igual forma, Norman Soto, estudiante de sociología, de 27 años de edad, indicó: 'Se pretenden desvirtuar los valores nacionales y presentar a la sociedad venezolana como un imperio de la violencia'.

Asimismo, consideró que el autor de la obra fotográfica se burla de las creencias venezolanas al utilizar íconos religiosos en un contexto de reprochable violencia.

En las fotos presentadas por Garrido, en el marco de la semama del estudiante ucevista, destacan símbolos del catolicismo, altamente apreciados por el venezolano, en un lamentable ambiente donde la aberración sexual y la violencia son protagonistas.

Por otra parte, Isabel Liendo, estudiante de administración, repudió la presencia de la mujer en la exposición como objeto de violencia sexual y maltrato psicológico.

'La colocan desnuda, la maltratan, sale golpeada en muchas fotos; es un total irrespeto a la dignidad de la mujer venezolana', aseguró.

http://www.radiomundial.com.ve/yvke/noticia.php?14942
:: Bitácora en www.rafaeluzcategui.wordpress.com ::

Atentado a las obras de Nelson Garrido en la exposicion de la UCV



La Universidad ha sido tradicionalmente un espacio para el conocimiento, pero también para el debate y la libertad de pensamiento. Desde este ámbito han surgido ideas, se han puesto en marcha nuevos progresos científicos y, sobre todo, la Universidad ha constituido en todos los países democráticos un espacio para reflexionar sobre nuestra relación con el mundo, y lo ha hecho siempre repudiando la violencia y la censura.

El atentado a las obras de Nelson Garrido que se expusieron, apenas un día, en esta sala de la Biblioteca no sólo es un cobarde ejemplo de intransigencia, también reafirma la necesidad de reivindicar para la expresión artística un espacio de libertad, donde todas las opiniones tengan cabida. Estemos o no de acuerdo con ellas. La esencia de la democracia se nutre de la disidencia tanto como del consenso. Discrepar de las directrices de pensamiento que emanan los poderes democráticamente elegidos es un derecho que está reconocido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Desde la confrontación pacífica de nuestras ideologías se construye una sociedad mejor y más autocrítica. El debate y las defensa de las propias ideas es una conquista de los individuos que debe ser defendida por quienes han sido elegidos para garantizar una sociedad justa y libre.

Acciones como la que ha sufrido la obra de Nelson Garrido, ilustran la necesidad de contar entre nosotros con creadores que cuestionen el pensamiento único que los poderes públicos pueden tener la tentación de imponer a los ciudadanos. El mejor de los proyectos sociales no es aquel que censura las opiniones discrepantes, sino aquel que se ocupa de poner a disposición de su pueblo ámbitos de libertad de expresión para quienes no piensan como ellos. En eso se basa la justicia social y la democracia: en el respeto por todos los ciudadanos sin distinción de su credo religioso o sus opiniones políticas.

Invitamos desde aquí a todos para participar en el debate programado para este miércoles a las 3 de la tarde, un debate sobre la ética que debe presidir las relaciones humanas.








viernes, 14 de noviembre de 2008

La fotografía debe ser política / TAL CUAL / 14-11-2008





Artes
Viernes 14 de Noviembre de 2008 | 26
TalCual


Artes
"La fotografía debe ser política"

Nelson Garrido parodia la iconografía revolucionaria de pancartas, consignas y franelas rojas en la muestra Pensamiento único

Carmen Victoria Méndez



La muestra final del artista constará de 20 obras Cortesía ONG
E l fotógrafo Nelson Garrido caricaturiza la realidad política del país en las diez polémicas imágenes que conforman la muestra virtual Pensamiento único, que se exhibe en varios sitios web.

Las gráficas muestran las distintas situaciones que, según el artista, tendrían cabida en un imaginario político totalitario. La propuesta de Garrido está conformada por las series "La familia en el pensamiento único", "El partido único en el pensamiento único" y "Miss Venezuela en el pensamiento único". Próximamente añadirá "La naturaleza muerta en el pensamiento único", que mostrará los productos de Mercal y otras gráficas, hasta completar unas veinte obras.

La polémica pieza "El abrazo en el partido único", que muestra a los revolucionarios armados, "es una crítica a la violencia y a la impunidad presentes en la sociedad", dice Garrido. "Puede que sea polémica, pero considero que debe ser así. Quería que las piezas tuvieran gran impacto visual". Garrido explica que partió de una puesta en escena al estilo opereta, en la cual parodia la iconografía revolucionaria, con sus pancartas, consignas y franelas rojas. En el montaje participaron actores, maquilladores e iluminadores, quienes se encargaron de dar forma a las imágenes que ahora se exhiben en las páginas www. nelsongarrido.com, http://nelsongarrido.blogspot.com y http://www.flickr. com.

Garrido explica que decidió mostrar su trabajo en el ciberespacio para aprovechar las posibilidades de los medios electrónicos.

"Quería exhibir las fotografías antes de las elecciones, porque me interesa su impacto comunicacional en el momento político que se vive, más allá de su valor estético.

Pienso que la fotografía debe ser política, como el arte en general".

El artista estima que las obras de Pensamiento único serán vistas por más personas a través de Internet, por eso prefiere esta vía a hacer una exhibición en un espacio físico. Sin embargo, "la idea es organizar una exposición sobre el tema político el año que viene, pues lo he venido trabajado", dice Garrido.

lunes, 3 de noviembre de 2008

PENSAMIENTO UNICO


LA FAMILIA EN EL PENSAMIENTO UNICO




LA FAMILIA EN EL PENSAMIENTO UNICO




LA FAMILIA EN EL PENSAMIENTO UNICO




LA FAMILIA EN EL PENSAMIENTO UNICO




EL PARTIDO UNICO EN EL PENSAMIENTO UNICO




EL ABRAZO EN EL PENSAMIENTO UNICO




EL DIRIGENTE EN EL PENSAMIENTO UNICO




CHACUMBELE...



MISS VENEZUELA EN EL PENSAMIENTO UNICO




MISS VENEZUELA EN EL PENSAMIENTO UNICO

AMAR PARA DEJAR DE AMAR





De la serie LA PAREJA, BASE DE LA VIOLENCIA SOCIAL

Gotico Americano, la pareja como base de la Violencia Social





De la serie LA PAREJA, BASE DE LA VIOLENCIA SOCIAL