miércoles, 19 de noviembre de 2008

La violencia atacó la violencia / EL NACIONAL - MIÉRCOLES 19 DE NOVIEMBRE DE 2008

EL NACIONAL - MIÉRCOLES 19 DE NOVIEMBRE DE 2008

CULTURA/3





Cultura

MUESTRA Las fotografías de Nelson Garrido fueron rasgadas

La violencia atacó la violencia

El lunes, el artista inauguró Estética de la violencia. Algunos no estuvieron de acuerdo. En la noche, sus obras fueron destrozadas



M. D. A








GABRIELA PULIDO Al fotográfo le preocupa la imposición de un pensamiento único

Por primera vez, Nelson Garrido inauguró una exposición individual en Caracas. Estética de la violencia, investigación que el fotógrafo emprendió desde 1996, generó prurito a algunos de los que asistieron el lunes a ver la muestra en la mezzanina de la biblioteca de la Universidad Central de Venezuela. A este artista no le disgusta generar controversia. Al contrario, la discusión es lo que más se le antoja, pero varios de los enojados, que calificaron las fotografías de "antiarte" y "basura", no tuvieron ideas para debatir, sino que prefirieron entrar en el sigilo de la noche y rasgar con capricho violento cada una de las fotos y desmontar la muestra.

Las autoridades universitarias le propusieron a Garrido copiar nuevamente las fotos, pero el fotógrafo se negó. "Las montaré otra vez, rotas. Éste es quizá el reflejo de lo que todo mi trabajo sobre la violencia quiere decir. Ellos le incorporaron un elemento más real, sin saberlo. Quizá este episodio dibuja a escala lo que está pasando en el país, suscribe mi discurso", afirmó el artista.

Algunos de los que asistieron a la muestra cuentan que los indignados con el trabajo fotográfico eran cinco o seis personas que nunca dijeron su nombre, pero que se identificaban como estudiantes y empleados de la UCV. "Se trata de una acción que no tiene cara, una acción anónima de intolerancia a la disidencia, al pensamiento plural", dijo Garrido.

El fotógrafo cree que los "protestantes" consideraron que la exposición era sólo una crítica al Gobierno, pero no se fijaron en las fechas de creación de las imágenes. "Ellos dijeron que esas fotos dejaban mal al país, pero la verdad es que esa es la Venezuela que tenemos, no sólo ahora sino antes también", aclara.

"La universidad ha constituido en todos los países democráticos un espacio para reflexionar sobre nuestra relación con el mundo, y lo ha hecho siempre repudiando la violencia y la censura. (...) El atentado no sólo es un cobarde ejemplo de intransigencia, también reafirma la necesidad de reivindicar para la expresión artística un espacio de libertad, donde todas las opiniones tengan cabida, estemos o no de acuerdo con ellas", escribe en un texto que montó en la sala.

"De esto a la quema de los libros no hay nada. Eso es lo que me preocupa", dijo.

1 comentario:

Patricia dijo...

Es triste que cosas así sucedan. Pero, sin uso de la ironía te sugiero observes ese hecho con otra mirada. Pecando de parecer frívola, ese acto de vandalismo podría ser parte de la Instalación, parte de la estética de la violencia. Eso queda registrado, los agresores te dan la razón.

Por cierto, la estética de la violencia fue una profunda investigación desarrollada por el cineasta brasilero Glauber Rocha, por ahí en los 70, no estoy segura la fecha.

Saludos, y tranquilo que nadie en el mundo se libra de esos riesgos. Claro, acá estamos en el caos total, habría que ver si siempre hemos sido así de bárbaros. Yo creo que sí.

Saludos!