martes, 18 de noviembre de 2008

Atentado a las obras de Nelson Garrido en la exposicion de la UCV



La Universidad ha sido tradicionalmente un espacio para el conocimiento, pero también para el debate y la libertad de pensamiento. Desde este ámbito han surgido ideas, se han puesto en marcha nuevos progresos científicos y, sobre todo, la Universidad ha constituido en todos los países democráticos un espacio para reflexionar sobre nuestra relación con el mundo, y lo ha hecho siempre repudiando la violencia y la censura.

El atentado a las obras de Nelson Garrido que se expusieron, apenas un día, en esta sala de la Biblioteca no sólo es un cobarde ejemplo de intransigencia, también reafirma la necesidad de reivindicar para la expresión artística un espacio de libertad, donde todas las opiniones tengan cabida. Estemos o no de acuerdo con ellas. La esencia de la democracia se nutre de la disidencia tanto como del consenso. Discrepar de las directrices de pensamiento que emanan los poderes democráticamente elegidos es un derecho que está reconocido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Desde la confrontación pacífica de nuestras ideologías se construye una sociedad mejor y más autocrítica. El debate y las defensa de las propias ideas es una conquista de los individuos que debe ser defendida por quienes han sido elegidos para garantizar una sociedad justa y libre.

Acciones como la que ha sufrido la obra de Nelson Garrido, ilustran la necesidad de contar entre nosotros con creadores que cuestionen el pensamiento único que los poderes públicos pueden tener la tentación de imponer a los ciudadanos. El mejor de los proyectos sociales no es aquel que censura las opiniones discrepantes, sino aquel que se ocupa de poner a disposición de su pueblo ámbitos de libertad de expresión para quienes no piensan como ellos. En eso se basa la justicia social y la democracia: en el respeto por todos los ciudadanos sin distinción de su credo religioso o sus opiniones políticas.

Invitamos desde aquí a todos para participar en el debate programado para este miércoles a las 3 de la tarde, un debate sobre la ética que debe presidir las relaciones humanas.








No hay comentarios: